Descalcificadores. Qué son, cómo funcionan y cómo elegirlo

Los descalcificadores son unos aparatos para tratar la cal del agua y que se han puesto muy de moda en los últimos años.

Esto se debe a que los beneficios que brinda un descalcificador doméstico impacta positivamente en el bolsillo de la gente, en la salud y en la vida útil de las tuberías y electrodomésticos del hogar.

Descalcificador

Si entraste aquí es porqué quieres informarte de todo lo que tiene que ver con descalcificadores para la vivienda.

Te ayudaré a que entiendas y qué conozcas en profundidad los tipos de descalcificadores, su funcionamiento, cuál elegir y cómo instalarlo.

Además te responderé las preguntas frecuentes qué todo el mundo tiene antes de comprar un descalcificador, cuándo lo instala, y post puesta en marcha.

Quédate y aprende muchísimo sobre este artefacto doméstico para ablandar el agua dura que llega a tu hogar.

Si ya tienes claro el funcionamiento y las cosas más importantes sobre descalcificadores, y buscas un descalcificador ideal para tu hogar, entonces préstale atención a este post sobre los mejores descalcificadores según OCU. Un listado magnífico y extenso para encontrar el descalcificador ideal para tu hogar.

¡Comencemos!

Qué es un descalcificador de agua

Índice

Un descalcificador de agua es un aparato que sirve para eliminar los excedentes de partículas sales de calcio y de magnesio del agua.

Es decir, se encarga de quitar la cal que llega a las tuberías de nuestra casa.

Un agua con más de 150 mg CaCO3/L se considera semi dura, mientras que por encima de 200 mg CaCO3/L se considera agua dura.

El agua blanda es la que tienen apenas entre 0 y 50 mg CaCO3/L.

Lo importante que sepas aquí es que la mayoría de descalcificadores miden la dureza en grados franceses. Por encima de 15 grados el agua es semi dura y se debe tratar.

Es importante que sepas que el agua que llega a tu grifo debe tener entre un mínimo de 5 y hasta 15 máximo de dureza. Ya que un agua con una dureza inferior a 5 será corrosiva y nociva para nuestras tuberías.

Clasificación de aguas duras

Para qué sirven los descalcificadores domésticos

Los descalcificadores o inhibidores de cal domésticos sirven para ablandar el agua dura que llega inicialmente a las tuberías desde la calle.

Esto se llama convertir el agua dura a agua blanda, que es lo que hacen todos los descalcificadores (al menos en teoría ya que hay muchos de dudosa calidad).

Es decir, el descalcificador es el encargado de quitar y prevenir las incrustaciones de cal en nuestras tuberías y artefactos electrónicos que trabajan con agua.

En este sentido, prolongará la vida útil de los termos, las calderas, lavarropas, lavavajillas y más.

En zonas donde el agua es dura, es decir tiene un alto índice de cal, es imprescindible el uso de estos aparatos, ya que el agua dura es mala para tu salud y la de tu familia, tu bolsillo y la vida útil de varios artefactos y tuberías.

Beneficios de los descalcificadores

Existen muchísimas ventajas si instalas un buen descalcificador que cumpla a la perfección su trabajo.

Algunas de los principales beneficios te los cuento a continuación.

Mejora la salud de los habitantes

Una de las razones principales para instalar un descalcificador en tu vivienda, es que previene y mejora la calidad sanitaria de las personas que habitan en el hogar.

descalcificador de ducha

Es decir, el agua dura perjudica y daña la piel, además de resecar y dañar el cabello, es la causante del picor que tanto molesta al salir de la ducha y eso lo evitarás con duchas de agua blanda únicamente.

Además, te puede generar eccemas y dermatitis.

Mejora la distribución y fluidez de agua por las tuberías

Al evitar las incrustaciones de cal en las tuberías, el caudal de agua, la fluidez y la distribución de agua de tu hogar mejorará sustancialmente.

Recibirás una buena cantidad de agua blanda en todos los grifos y baños de tu casa, a la par que no disminuirá su potencia.

En todos los baños, cocinas y grifos del interior de tu vivienda saldrá agua de manera regular sin inconvenientes, esto gracias a las tuberías limpias y sanas.

Prolonga la vida útil de tus electrodomésticos que usan agua

Gracias a la falta de partículas de calcio y magnesio, no se formará cal en los depósitos, partes o zonas dónde el electrodoméstico está en contacto con el agua.

descalcificador de agua beneficios

Esto le dará salud a tus artefactos eléctricos como termos, calentadores, calderas, lavavajillas, lavadoras, entre otras. Aunque no es la única ventajas con respecto a estos electrodomésticos.

Electrodomésticos más eficaces

Al no tener incrustaciones de cal que limiten su funcionamiento. Los descalificadores de agua ayudan a que tus artefactos sean más eficaces a la hora de realizar su trabajo.

Necesitarás menos jabón para lavar en lavarropas o lavavajillas y calentará más rápido el agua. Solo por ponerte dos ejemplos.

Menor gasto eléctrico

Al trabajar con más eficiencia no teniendo cal en su interior, el gasto eléctrico y energético que realizan estos artefactos es mucho menor.

Es decir, tu factura eléctrica te dará un respiro mes a mes. A la larga la recuperación de la inversión va a ser mayor al gasto de no tener un inhibidor de cal en tu casa.

No son los únicos beneficios de los descalcificadores, pero si los más resonantes que tiene la gente a la hora de adquirir uno.

Tipos de descalcificadores para vivienda

Existen distintos tipos de descalcificadores de agua para viviendas.

Se pueden clasificar según su uso eléctrico, es decir o el clásico que es electrónico y va conectado a corriente eléctrica, o bien kinético o magnético.

El kinético funciona sin corriente gracias a la propia fuerza del agua, mientras que el magnético se conecta a las tuberías y con sus imanes norte-sur hace que las partículas de cal no se incrusten en las tuberías. Aún así la efectividad de los descalcificadores magnéticos está en duda.

Si se dividen los descalcificadores por tamaño, los hallamos pequeños,  medianos y grandes. Van desde 6 litros hasta 30 en la inmensa mayoría de descalcificadores domésticos.

También los encontrarás a base de sal en su inmensa mayoría y algunos como Scalebuster que se jactan de funcionar sin sal (además de los magnéticos)

Haz clic si quieres repasar más en profundidad los tipos de descalcificadores

Cómo funciona un descalcificador doméstico

En este video, que se lleva todos los créditos se te explica muy bien el funcionamiento del descalcificador.

A modo de resumen te lo explico de la siguiente manera:

  1. El agua ingresa al descalcificador mediante su conexión a la tubería de entrada a través de un flexo.
  2. El agua ingresa a la válvula y de ahí al depósito de resina que se encarga de capturar el calcio y el magnesio y liberar en su lugar sodio.
  3. El agua descalcificada sale a través del OUT del descalcificador ya blanda, es decir sin partículas que generan la cal.
  4.  La Resina se llena de partículas de calcio y magnesio después de un tiempo ‘ablandando’ el agua que llega al descalcificador, se procede a la regeneración.
  5. En la regeneración que puede estar programada de antemano por cronómetro (cada x tiempo se regenera) o volumétrica (después de tantos litros se limpia resina), o bien mixta (cada x tiempo y cada x volumen), se lava la resina con la salmuera que hay en el depósito de sal.
  6. El agua ‘sucia’ utilizada para la limpieza es descartada por el desagüe.
  7. Se debe rellenar la sal continuamente a medida que se vaya acabando.
  8. El proceso se repite día a día (depende el uso de agua)
  9. Generalmente se marca el proceso de regeneración para horas de la madrugada, ya que mientras regeneran los descalcificadores, envían agua dura a los grifos.

¿Cómo se si necesito un descalcificador para mi casa?

Antes de saber si debes o no comprar un descalcificador, debes asegurarte que en la ciudad, zona o barrio dónde vives haya agua dura.

Existen varios procesos para saber si en tu casa tienes agua dura.

Recuerda que el agua con más de 15 grados franceses de dureza o bien más de 150 mg CaCO3/L es necesario utilizar un descalcificador.

En España a medida que nos movemos de oeste a este se tornan cada vez más duras las aguas, aunque ese dato no es suficiente para saber si requieres un descalcificador, lógicamente.

Por suerte te voy a explicar dos métodos para saber si necesitas o no.

El primer método

Es el más sencillo y fácil de implementar, sin embargo no es del todo fiable.

Este primer método consiste en comunicarte y llamar a tu suministro de agua e indagarles por la dureza de agua que llega a tu grifo.

Si muestran un poco de interés no tendrán problema en decirte la dureza de agua que llega a tu zona, aunque no serán números 100% fiables, pero si se acercarán bastante a la realidad.

También puedes hacer clic para ver la fuente del siguiente mapa de aguas duras de España.

Mapa de aguas duras España

El segundo método

Este método es sumamente preciso, aunque va a requerir de un mínimo de inversión y tiempo.

Muy bien explicado nuevamente en el siguiente video de Sergio, un experto en la materia.

En resumen:

  1. Tomar muestra de agua en el frasco hasta la linea
  2. Introducir dos gotas de tinta hasta que quede rojo.
  3. Colocar la solución y medir la cantidad de solución en el frasco
  4. Introducirle solución hasta que quede de color azul.
Importante: Cada Kit para medir la dureza del agua tiene un funcionamiento similar, pero no todos usan los mismos colores y cantidad de soluciones. Lee bien las instrucciones antes de realizar el proceso.

Si deseas comprar un kit con manual de instrucciones haz clic en la imagen.

Descalcificadores. Qué son, cómo funcionan y cómo elegirlo

También puedes comprar por Amazon una alternativa similar aquí.

Partes de un descalcificador

Carcasa

La carcasa es la parte que recubre al descalcificador. Dentro de ella está la botella de resina, el depósito de sal, la válvula e incluso la pantalla.

Es como su nombre indica lo que recubre al ‘verdadero’ descalcificador. Sin ella se vería sumamente feo el descalcificador y no estaría cubierto ante los golpes.

Bombona o botella de resina

La botella dónde está la resina, que captura la cal y deja en su lugar sodio en el agua blanda.

La botella de resina es la parte más importante del descalcificador, ya que es la que se encarga del intercambio iónico de calcio y magnesio por sal.

Depósito de sal

El depósito de sal como su nombre indica y no puede ser de otra manera, es el recipiente donde se coloca la sal, que hará luego la salmuera que limpie la resina y la deje lista nuevamente para ir a la batalla de capturar la cal.

La sal es fundamental ya que las resinas hacen el intercambio de partículas entregando sal en lugar de sales de calcio y magnesio.

Sin el lavado de la resina con la salmuera es imposible que ésta siga capturando la cal.

Válvula

Es por donde ingresa y donde sale el agua una vez ablandada.

Además es el cerebro del descalcificador, quien se encarga de medir la cal en el caso que sea un descalcificador automático, se encarga de dirigir las regeneraciones y más. (Depende el tipo de descalcificador)

Válvula Bypass

Es una válvula que se conecta a la válvula principal que permite el ingreso o no de agua. Incluso suele dejarse apenas abierta para que el agua que llega a las tuberías no sea con dureza de 0 grados franceses.

Esto debido a que el agua 100% descalcificada también daña las tuberías.

Recomendado que el agua de los grifos tenga entre 5 y 10 grados de dureza.

Pantalla y controles

En la pantalla podremos programar todas las regeneraciones, si por tiempo, por volumen, de manera inteligente y más.

Se le coloca la hora y se programa las regeneraciones de la resina.

Incluso se puede forzar las regeneraciones con sus botones.

Desagües, flexos y mangueras

El agua de la regeneración es desechada a través de su desagüe directo desde la válvula tras la limpieza de resina y otro rebosadero en el depósito del descalcificador.

Ambas mangueras que parten de los desagües del descalcificador deben ir de manera independiente al desagüe de nuestra casa.

Los flexos conectarán la entrada y la salida de agua del descalcificador.

Cómo instalar un descalcificador de sal

Llegamos ya a una de las partes del post que muchísima gente se pregunta sobre los descalcificadores domésticos.

Es decir, cómo instalar o cómo es la instalación de un descalcificador.

Personalmente me gusta dividir este proceso en 3 partes o dos, la preinstalación, la instalación y la puesta en marcha. Estas dos últimas pueden ir de la mano.

Así que comencemos con el primer paso a la hora de instalar un descalcificador para toda tu vivienda.

Preinstalación de un descalcificador de agua

Muy claro es ver este proceso en este video muy explicativo de otro gran canal como es el de By Roldán.

Para realizar la preinstalación de un descalcificador hay que tener en cuenta tantísimas cosas y elementos:

  1. Prever el lugar de instalación
  2. Unas tuberías que sean directas al descalcificador
  3. Otro ramal que vaya directo (por si el descalcificador sufre algún inconveniente y hay que pararlo para arreglarlo)
  4. Llaves de corte necesarias.
  5. Manómetro de presión para medir la presión del agua.
  6. Filtro de sedimentos
  7. Válvula reductora de presión si excede o bomba de agua si escasea la presión.
  8. Herramientas necesarias y racor locos
  9. Desagüe para las aguas sucias usadas en la regeneración.
Para realizar la preinstalación debes tener en cuenta que el descalcificador va a ir después de la entrada de agua desde la calle y antes de la distribución de agua hacia las tuberías que van a los grifos interiores de nuestra casa.

Si tienes una salida desde la calle para el patio o jardín, no es necesario que ésta agua este descalcificada.

El sitio dónde lo instalemos va a depender de tu hogar, si tienes patio o no, si está cerca de la cocina la entrada de agua, del baño y tal. Hay que preverlo de antemano para no llevarse una sorpresa.

Antes del descalcificador es sumamente recomendado instalar un filtro de sedimentos de hilo, que capturan las suciedades y sedimentos de mayor tamaño, evitando así que tu descalcificador se rompa ante estas eventualidades

Si deseas comprar un filtro de agua haz clic en la imagen siguiente.

Filtro de sedimentos

Si quieres comprar una alternativa en Amazon, haz clic aquí.

Instalación del descalcificador de agua

Me valgo nuevamente de la segunda parte del video de By Roldán para que mostrarte el paso a paso de cómo montar un descalcificador.

Chapeu por este chico, explica de 10.

Antes de empezar la instalación es sumamente necesario e imperativo que leas las instrucciones de tu descalcificador.

Todos o la inmensa mayoría se instalan de igual manera, pero unos resisten cierto caudal de agua mínimo y máximo, tienen el bypass apuntando hacia un lado u hacia otro,  unos miden tanto y ocupan tanto y otros detalles que hay que tener presente.

A la hora de conectar las juntas con la válvula se debe quitar los clips de seguridad que tiene y poner lubricante en las juntas.

Posteriormente a eso se debe colocar los flexos en las juntas y una vez colocadas las juntas y los flexos en el descalcificador se debe conectar a las tomas de entrada y salida de agua.

Se conecta el descalcificador a la corriente y se da paso a la puesta en marcha.

Puesta en marcha del descalcificador

Ya solo queda la puesta en marcha del descalcificador doméstico. El último paso para que puedas tener agua blanda en tu hogar.

La puesta en marcha y programación del descalcificador va a depender del modelo del descalcificador. Lee atentamente su manual de instrucciones antes de prenderlo

Espero que este video te sirva de guía para tener una referencia.

De igual manera conviene siempre leer las instrucciones de tu propio modelo de descalcificador.

Chequear que todo este correctamente conectado, tanto los flexos como la pantalla y también a la corriente eléctrica.

Rellenar el depósito con sal para descalcificador marcado en el descalcificador.

Agregar agua la primera vez según indique el manual de instrucciones.

Abrir las llaves de corte lentamente para que vayan llenando el descalcificador.

Programar posteriormente la regeneración del descalcificador.

Comprar descalcificador de agua

Si deseas comprar un descalcificador de agua, te invito nuevamente a que veas la lista que creamos con los mejores descalcificadores, explicados al detalle con sus fortalezas y debilidades.

Precio de los descalcificadores de agua

Los descalcificadores no son artefactos baratos, sin embargo y a pesar de ello son una gran inversión que derivará a la larga en muchos años de reducción de gasto eléctrico.

Por ende, si tenemos en cuenta que la duración media de un buen descalcificador es de 10 a 15 años, el ahorro en factura eléctrica desquitará de gran manera la inversión inicial en él.

El descalcificador electrónico o kinético tiene un precio que ronda entre 400 y 800 euros. Los hay mucho más caros hasta más de 2000 euros.

Su instalación y componentes para la puesta en marcha puede valer otros 200 euros. Así que una inversión inicial no menor a 600 euros cuando lo hace un profesional.

Si también tienes cafetera, debes saber que es necesario descalcificarla cada cierto tiempo, por ello te dejo este post sobre los mejores descalcificadores para cafetera.

Preguntas frecuentes sobre descalcificadores

Ahora te voy a responder las preguntas que más me hacen llegar sobre descalcificadores y que la gente más quiere saber.

¡Vamos a ellas!

¿Se puede beber el agua del descalcificador?

Si, el descalcificador no potabiliza el agua pero tampoco agrega grandes cantidades de sodio.

Por tanto, si a tu a tus tuberías llega agua potable, entonces después del trabajo del descalcificador lo seguirá siendo.

De hecho, lo normal sería que no tuvieras ningún tipo de inconveniente, ya que la cantidad de sodio que se agrega no se aprecia en ninguna medida en el gusto, color u olor del agua.

Cuánto cuesta un descalcificador para la vivienda

Eso depende del tamaño y marca del descalcificador y el tamaño y habitantes de la casa.

Por lo general el precio para hogares de entre 2 y 8 integrantes va desde los 400 euros hasta los 800 euros como caro.

Qué conexión debe tener

Algunos descalcificadores son kinéticos o hidráulicos, por lo que no requiere conexión eléctrica.

Sin embargo la inmensa de descalcificadores son electrónicos y si lo requieren.

Además de ello precisa una conexión de la tubería de entrada y una a la tubería de salida. En la inmensa mayoría de hogares estas tuberías son de 3/4 de pulgada.

Por último debe tener un desagüe para el agua sucia tras regeneración y otro desagüe por si se sobrepasa el límite de agua del depósito. Ambos se conectan mediante manguera desde el descalcificador hasta el desagüe de tu hogar.

Qué mantenimiento necesita un descalcificador

Un descalcificador precisa que se rellene su depósito de sal periódicamente. Esto quiere decir, que deberás rellenar la sal una vez esté bajo los límites mínimos.

Esto va a depender del uso, tamaño y tipo de descalcificador.

Generalmente se gasta una bolsa de 25 kilos cada 2 meses para casas de 4 integrantes, pero esto puede variar de gran manera.

Cómo saber si el descalcificador está funcionando bien

Para saber si tu descalcificador está funcionando bien debes realizar una prueba de la dureza del agua que sale al grifo después de pasar por tu descalcificador.

Lo normal es que si está bien graduado salga 0 grados de dureza. Sin embargo, una vez visto la nulidad de cal, debemos abrir la válvula del bypass y dejar que pase un mínimo de agua dura.

Esto es así debido a que un agua con menos de 5 de dureza es perjudicial para nuestras tuberías. Procura que la dureza final a la hora de tomarla del grifo se mantenga entre 5 y 10 grados franceses.

Cada cuántos litros regenera un descalcificador

Eso depende en gran medida del descalcificador, de su capacidad y del tamaño del hogar y las personas que allí habiten.

Algunos pequeños lo pueden hacer cada 1500 litros, otros cada 3000 o 4000 litros. Depende el descalcificador, así que deberás buscar el manual del tuyo o indagar antes de comprar uno.

Por lo general se debe regenerar en horas de la madrugada, una vez al día o cada tantos días dependiendo el uso y gasto de agua.

Cómo regular la dureza del descalcificador

En las pantallas del descalcificador puedes regular la dureza del agua en algunos descalcificadores actuales.

También puede que tengan una especie de rueda en la válvula trasera con el mismo fin.

Todos los descalcificadores en su manual de instrucciones te dirán como hacerlo, y es importante que quede a la perfección para maximizar sus beneficios.

Por suerte para ti, la mayoría de los descalcificadores del mercado permiten regular la dureza de manera digital a través de la pantalla y los mandos generales del aparato.

Siempre deberás saber la dureza del agua que llega a tu hogar de manera directa, así elegir la graduación correcta a la hora de programar el descalcificador.

Necesita conexión eléctrica el descalcificador

Como dije antes, la mayoría de descalcificadores de agua domésticos requieren conexión eléctrica. Excepto los kinéticos como por ejemplo el Kube 15 L o el Kube 6 L.

Se pierde presión de agua con descalcificador volumétrico

No debería.

Lo que puede hacer perder presión son las incrustaciones de cal que ya hay en tus tuberías.

Sin embargo, deberás utilizar un manómetro para ver la presión de agua que entra a tu entramado de tuberías.

Si es menor a 2.5 minibares se recomienda poner una bomba, por el contrario si es mayor a 5 se recomienda incluir una llave reguladora de presión y disminuir su fuerza.

Qué garantía suelen tener los descalcificadores

Depende la marca, pero aún así la mayoría suele dividir la garantía en varias partes.

Por un lado la garantía de la resina que suele ir hasta los 15 años.

La de la válvula, que suele tener hasta 15 años.

La garantía del recipiente de sal que también supera los 10 años.

La garantía de las otras piezas del descalcificador, que apenas tienen 1 o 2 años.

Lo cierto es que cuidando tu descalcificador, sin dañarlo demasiado ni golpearlo puede funcionar entre 10 a 20 años sin ningún tipo de problema.

Deben durar una barbaridad.

¿Qué pasa si el descalcificador se queda sin sal?

No pasará nada grave, sin embargo a la hora de limpiar la resina está no será limpiada al no poder hacer intercambio de iones de magnesio y calcio por sodio, y por lo tanto no cumplirá su función una vez repleta de las partículas responsables de la cal.

En otras palabras, la sal es necesaria para que la resina se limpie y siga capturando el calcio y el magnesio. Sin la limpieza no habrá agua blanda en tu descalcificador.

A pesar de que no debería producir daños, la resina puede perder vida útil, así que  no recomiendo en ningún sentido que el descalcificador este funcionando sino tiene su depósito de sal cubierto.

Mi descalcificador huele mal

Otra pregunta que nos llega recurrentemente.

El descalcificador trabaja con agua, que a su vez está llena de partículas y microorganismos vivos y de los que ya no.

Es normal que a la larga comience a emitir un poco de olor putrefacto.

En ese caso hay que cerrar la llave de corte previa al descalcificador, que el agua fluya por la tubería directa y así poder limpiar a fondo nuestro descalcificador.

Las paredes de los depósitos de sal y las tuberías pueden estar con suciedad y materia orgánica que acumula malos olores. No hay otra que lavarlo de manera manual. A no ser claro, que el descalcificador tenga función de lavado automático.

El descalcificador se instala después de la llave de paso general del agua

Exactamente.

Para ser más claros la tubería que lleva el agua a tu casa deberá tener un enramado hacia el descalcificador con un filtro previo al mismo y otro enramado de línea directa hacia la distribución de tuberías de tu casa.

Esquema instalación descalcificador

Tal como se muestra en la imagen. El filtro de sedimentos también puede ir en la tubería previa de entrada al descalcificador y no en la entrada general. (Véase aquí)

Cuánto tarda en verse el efecto del descalcificador

Ni bien prendes el descalcificador y está en funcionamiento, el agua comenzará a salir blanda al instante. Siempre y cuando esté bien regulado.

A nivel de cal en tuberías, vida útil en electrodomésticos, factura eléctrica y salud, los cambios se notarán a mediano y largo plazo.

Cuánto consume un descalcificador de sal y de resina

La resina del descalcificador dura muchísimos años, entre 10 y 20 fácilmente si no hay ningún inconveniente. Por tanto no deberías preocuparte por la resina, que se lava constantemente gracias a la sal.

Eso si, la sal es lo que hay que ir cambiando constantemente. Un descalcificador puede usar 1 saco de 25 kilos al mes o bimensual, dependiendo el tipo de descalcificador, su depósito, la cantidad de habitantes y el uso de agua.

Puede variar mucho.

 

 

Deja un comentario

Conoce los 10 mejores descalcificadores domésticos aquí